Salvaescaleras

Adaptar la casa para silla de ruedas

adaptar la casa a una silla de ruedas

Cuando una persona tiene la necesidad de utilizar una silla de ruedas, sobre todo de manera indefinida, necesitará realizar ciertos cambios en su entorno. Y es que para quien camina está tan acostumbrado a sortear muebles y obstáculos, que adaptar la casa para silla de ruedas puede ser un reto. Por ello, a continuación ofrecemos algunos tips y trucos para lograrlo.

Retirar las barreras para adaptar la casa para silla de ruedas

Para empezar, es necesario que no haya obstáculos ni barreras arquitectónicas que impidan el paso de una persona con discapacidad o movilidad reducida. Esto, sin duda, va a mejorar su autonomía e incluso ayudará a que los propios cuidadores puedan realizar mejor su labor. Puede ser tan sencillo como reubicar el mobiliario, incluso retirar aquellos muebles que no sean necesarios.

Por otra parte, será necesario instalar ciertos elementos que faciliten el andar de la persona, desde algún tipo de soporte hasta la colocación de objetos al alcance. En ciertos casos será necesario realizar algún tipo de modificación estructural.

Acceso en entrada para silla de ruedas

Si bien lo ideal es que no haya bordillos o escalones, la realidad es que muchas casas tienen un acceso con escaleras. En este caso, la instalación de una rampa para silla de ruedas será lo más cómodo y oportuno. Se trata de estructuras que no afectan al resto de la familia, ni tampoco representan una afectación al diseño o fachada del hogar. Y en caso de haber un desnivel en la entrada y el recibidor para escaleras, los salvaescaleras son una opción muy viable y cómoda.

Acceder a habitaciones y pasillos con silla de ruedas

Excepto en residencias estrechas donde no quepa una silla de ruedas, la opción es ampliarlas, si es que no hay posibilidad de mudarse. Hay que tener en cuenta que el ancho promedio de una silla de ruedas es de 80 cm, una altura de 130 cm y un radio de giro de alrededor de 150 cm. Es fundamental que las cocinas cuenten con un suelo antideslizante para evitar accidentes. Debe haber solo el mobiliario indispensable, para poder maniobrar con la silla. Los objetos deben estar colocados de forma que quien usa silla de ruedas pueda tener acceso a ellos.

La distancia entre muebles debe ser mayor a 150 cm, que es el radio de giro de la silla. Las superficies de trabajo a una altura de unos 70 cm. Para la mesa del comedor, la distancia debe ser de unos 120 cm para sacar la silla. Los pomos de las puertas deben estar a una altura de entre 50 y máximo 120 cm. El cuarto de baño debe haber suelo antideslizante y la ducha debe estar accesible y portátil, a una altura de unos 70 cm. Debe haber asideros, barras y elevador de silla de inodoro.

Accesibilis: te ayudamos a adaptar la casa para silla de ruedas

Somos una empresa comprometida con la comodidad y autonomía de las personas con movilidad reducida. Contamos con salvaescaleras para hogares o edificios, sillas salvaescaleras, así como ascensores para viviendas unifamiliares. Incluso si requieres de elevadores acuáticos para piscinas, o grúas elevadoras de techo para levantar cómoda y seguramente a alguien, las tenemos. En el coste incluimos la instalación y el transporte. Estamos en Carrer del Tabal i de la Dolçaina Nº 2 – Bajo 46025. Valencia, llámanos al 960 611 888 o escribe a comercial@accesibilis.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *