Salvaescaleras

Accesibilidad para residencias

La accesibilidad para residencias de ancianos es un asunto a resolver. Sobre todo, en el caso de escaleras. Salvar niveles, cambiar de un piso a otro o simplemente usar escalones es una tarea complicada para personas de tercera edad. Como es de suponerse, en una residencia de tercera edad la cantidad de usuarios que requieren ayuda con las escaleras es elevada. 

Hay varias opciones para ayudar a personas de tercera edad en cuestiones de movilidad. Algunas soluciones son: rampas, posa manos, apoyos en sillas, etc. No obstante, el caso de las escaleras puede ser más complejo, y por tanto, es necesario aplicar alternativas en las residencias para gente de tercera edad.  

La movilidad en personas de tercera edad 

Con el transcurso de los años, el cuerpo humano va cambiando. Al sobrepasar los 50 o 60 años, pueden suceder alteraciones en el modo de desplazarse. Por lo tanto, se necesita ayudar a personas se tercera edad para subir o bajar escaleras. Entre los inconvenientes más comunes podemos aludir:  

  • Pérdida de equilibrio, ocasionando el riesgo de caer al usar escalones. 
  • La visión se minimiza, haciendo que la persona tenga problemas para visualizar los desniveles y bordes de los escaños. 
  • Pérdida de fuerza y tono muscular. 
  • Con la edad, se desarrollan alteraciones cardiovasculares que impiden tener suficiente aliento para subir una larga escalera. 
  • Enfermedades como la osteoporosis o el reumatismo. 

Todo los anterior obliga a solventar la movilidad en vertical en las residencias para ancianos. Al respecto, hay soluciones de accesibilidad que resultan de gran ayuda.  

Tres excelentes opciones: sillas, plataformas y elevadores 

En Accesibilis tenemos las mejores soluciones para accesibilidad en la tercera edad. Para el caso de escaleras, ofrecemos las siguientes soluciones: 

  • Sillas salvaescaleras: son sillas instaladas a un riel mecánico, gracias a lo cual pueden subir por encima de peldaños. Funcionan con un motor eléctrico, con controles fáciles de utilizar. 
  • Plataformas salvaescaleras: estas plataformas son plegables, pudiendo guardarse para que no ocupen espacio de modo constante. Al ser amplias, permiten espacio para sillas de ruedas y personas de pie con andaderas. 
  • Ascensores domésticos: estos ascensores son una solución paralela, eliminando la necesidad de la escalera. Se diseñan con amplitud en la cabina, para que quepan persona en silla de ruedas. Son ascensores pequeños, de tan solo dos niveles. 

La accesibilidad se ha tornado un tema importante en todas las construcciones. Por supuesto, el tema se incrementa cuando se habla de accesibilidad para residencias de ancianos. Nosotros ofrecemos tanto los dispositivos de accesibilidad, su instalación y posterior mantenimiento.

¡Contáctanos ya

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *