Uno de los derechos que debemos tener todas las personas es la accesibilidad a diferentes espacios. Cuando se tiene una movilidad limitada o una discapacidad, las barreras arquitectónicas pueden resultar imposibles de salvar. Garantizar el acceso universal no solo facilita la vida de quien tiene movilidad reducida o limitada, sino evita que ocurran accidentes graves. Por ello han surgido elementos como las sillas salvaescaleras o las plataformas salvaescaleras. Y aunque son enormemente útiles, es preciso que cuenten con una garantía de calidad y seguridad. Es ahí donde la normativa para plataformas salvaescaleras tiene gran relevancia.

Importancia de la accesibilidad y la necesidad de las plataformas salvaescaleras – Normativa para plataformas salvaescaleras

Aunque para la mayoría puede ser sencillo subir o bajar escaleras, no lo es para otros más. Por ejemplo, para quien usa bastón, silla de ruedas, muletas, tiene alguna lesión o condición de salud que le impida hacerlo, resulta prácticamente imposible. Las plataformas salvaescaleras son soluciones especialmente adaptadas tanto a viviendas como a edificios y a otros espacios. Son una gran solución para ayudarles a ascender y descender de forma segura, sencilla y sin esfuerzo.

Este tipo de plataformas deben soportar cierto peso. Además, los materiales con que se elaboran deben ser resistentes y de alta calidad, aptos también para resistir la climatología de exteriores. Deben funcionar de forma sencilla y a una velocidad adecuada, de forma que la persona pueda operarla por cuenta propia y sin sentir vértigo o mareo. Y estar sujetas a una Normativa para plataformas salvaescaleras

Legislación a cumplir para las plataformas salvaescaleras

Con respecto a la instalación de plataformas salvaescaleras en viviendas particulares, no existe un reglamento como tal en el país. Aunque la empresa instaladora debe realizar la instalación de forma que garantice la salvedad del usuario y de quienes conviven con él. En cuanto a comunidades de vecinos, espacios públicos, locales, etc., el proceso de licencia no es largo. Y esto es debido a que su instalación no necesita de modificaciones de obra en el lugar ni requieren de contrato de mantenimiento. 

Por otra parte, en estos dispositivos aplica la directiva de aplicación para la fabricación de plataformas salvaescaleras y salvaescaleras verticales (Directiva de Máquinas 2006/42/CE). Además de la norma EN 81-42, que es de carácter voluntario y no obligatorio en nuestro país. 

Instalación de una plataforma salvaescaleras en una comunidad de vecinos, local o comercio público – Normativa para plataformas salvaescaleras

En cuanto a la Ley de propiedad horizontal, aplica a comunidades de vecinos y es una ley de referencia para su instalación. Esta ley se refiere a los derechos de accesibilidad de las personas con discapacidad funcional y movilidad reducida sobre uno o más pisos de un inmueble adquiridos por distintos propietarios, pero con copropiedad y derechos en común. Esto significa que es posible solicitar su instalación, además de que no afecta la estructura del edificio. 

Aunque debe haber un consenso entre los vecinos, al existir el derecho a la accesibilidad de quien lo requiera, no debería haber problema. De hecho, la Ley de Propiedad Horizontal les obliga a contribuir con el pago de este dispositivo. En Accesibilis te ofrecemos plataformas salvaescaleras a medida tanto para particulares como para comunidades de vecinos y otros y cumplen con la normativa de plataformas salvaescaleras. 

Realizamos presupuestos sin compromiso y la opción de pagar a plazos, así como nos encargamos del mantenimiento. Estamos en Valencia y en Barcelona. En Valencia estamos en Carrer del Tabal i de la Dolçaina Nº 2 – Bajo. 46025, puedes rellenar el formulario o llamarnos al teléfono 960 611 888 o escribir al correo comercial@accesibilis.es 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *