Grúa para personas encamadas

Para alguien que, por una situación específica tiene que estar en cama, la movilidad puede ser algo fuera de su alcance. Ya sea por un accidente, un padecimiento, una enfermedad degenerativa, un embarazo de alto riesgo, edad avanzada, parálisis, cirugías, etc., es imposible levantarse de la cama. Cuando se trata de un niño o es un adulto que pesa poco, la opción de cargarle puede ser viable. No obstante, incluso con alguien así se corre el riesgo de lastimarle (o lastimarse uno mismo). Con personas que sobrepasan los 35 o 40 kg, sin duda, una grúa para personas encamadas es la mejor alternativa.

Ventajas de usar una grúa para personas encamadas

Por seguridad: Este es el principal punto, porque el riesgo de empeorar aún más la condición de quien está en cama, se eleva al intentar cargarlo o “pedirle” que ayude a levantarse. Una grúa para personas realiza esta operación con total seguridad y sin causar ningún tipo de daños.

Por practicidad: Para quien no dispone de una grúa para personas que no pueden moverse, el simple hecho de cambiarla de posición, es complicado. Y ni hablar de levantarla para pasarla a una silla o al cuarto de baño, porque es una operación que lleva mucho tiempo. Con una grúa, esto se hace mucho más rápido.

Por comodidad: La comodidad debe ser para ambas partes, tanto para el cuidador como para la persona postrada en cama. Quien intenta cargar, puede también lesionarse y quedar imposibilitado para seguir con su labor como cuidador. Y para quien está en cama, también puede ser sumamente incómodo ser levantado en brazos o peor, que intente hacer un esfuerzo. Una grúa para personas encamadas es muy cómoda, sobre todo para la persona en cama.

Por respeto: Cuando se intenta cargar o desplazar a quien está en cama, puede ser molesto, incómodo o vergonzoso ser manipulado. Incluso sin pretenderlo, puede haber algún tipo de tocamiento que le moleste o incomode. Con la grúa para personas, en cambio, el contacto es mínimo, el indispensable, y ayuda a mantener distancia y respeto entre ambas partes.

¿Cómo cuidar a quien está en cama y ayudar a quien cuida al paciente?

Dentro de los mayores problemas que hay cuando alguien está en cama, es la dependencia de otros, pero también el agotamiento del cuidador. Ambas circunstancias, combinadas, trae como consecuencia la frustración de quien no puede moverse o desplazarse, por la pérdida de su independencia, incluso de su intimidad.

Y el cuidador, rápidamente sentirá cansancio físico, sobre todo si se encarga de mover y atender a alguien. Por supuesto, también genera agotamiento, frustración y estrés. No es posible resolver la situación de quien está en cama de un día para otro, pero puede aligerarse enormemente con una grúa para personas con movilidad reducida. Y la tenemos disponible en Accesibilis.

¿Dónde adquirir una grúa para personas encamadas?

En Accesibilis tenemos grúas para personas que están en cama, adaptables tanto para niños como para adultos. Tienen una capacidad de hasta 275 kg, y nuestros expertos la instalan donde indiques y sin realizar grandes cambios o reformas. Es de fácil operación, súper cómoda y además contamos con muchos otros productos que serán de tu interés. Contamos con ascensores unifamiliares, sillas salvaescaleras, elevadores acuáticos, etc. Estamos tanto en Valencia como en Barcelona. Contáctanos en nuestra web, llama al teléfono 960 611 888 o escribe al correo comercial@accesibilis.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *